top of page

El futuro de los centros comerciales

Hay dos formas de posicionarse en relación al futuro. Una es esperar a verlo y la otra es pasar a la acción para crearlo. Sin duda, la segunda opción es más atrevida e implica el riesgo de ser el primero y recorrer el camino en solitario. Pero tiene la ventaja del tiempo y la oportunidad de crear tendencia y dominar la situación.


Los romanos, los primeros desarrolladores inmobiliarios a gran escala, lo tuvieron claro y no se quedaron esperando. Sino que crearon un sistema bien específico de cómo organizar el territorio que les permitiera gestionar y crecer el Imperio, manteniendo un orden equilibrado. Las ciudades se organizaban a partir del Cardo y Decumano. Y en el cruce de estas dos calles estaba el Foro, el primer gran centro comercial.


Foro Romano

Y aunque desde los romanos, la calle no ha desaparecido y sigue siendo un lugar para el intercambio comercial, tiene el problema de que puede llover, puede hacer mucho calor o puede hasta ser insegura. Por eso, con el tiempo, los centros comerciales cerrados y protegidos han ido ganando protagonismo frente al paseo comercial.


El #centrocomercial sigue siendo hoy en día un punto de encuentro social y un lugar de #entretenimiento y ocio. Es también un motor económico y una fuerte fuente de generación de empleo. Tiene el magnetismo para el desarrollo de comunidades y de ciudad, e influye en el patrón de consumo. Puede convertirse en un #referente urbano que actúe como disparador de la #plusvalía y de la creación de una #identidad propia.

Mercat Encants, Barcelona.

La tendencia en el #retail es el diseño experiencial que invita a las personas a quedarse más tiempo y a disfrutar de actividades más allá de las compras. Hoy en día las personas quieren lugares que integren la naturaleza y que se abran al tejido urbano creando conexiones peatonales con áreas residenciales y transporte público. Los días del “mall” como entidad aislada, conectada por el automóvil, están terminando. Y las formas de movilidad más sostenible que implican un estilo de vida más saludable, están ganando terreno poco a poco. 


Los edificios comerciales pueden ser un referente en #eficiencia energética y en cómo minimizar su huella de carbono, mediante el uso creativo del espacio para nuevas actividades, promueven un ambiente más saludable y sostenible. En general, los centros comerciales sostenibles pueden lograr #ahorrosenergéticos en climatización del 20-50% en comparación a los centros comerciales convencionales. 

Shanghai Greenland Center

La inclusión digital a la experiencia física, está permitiendo una relación más práctica y personalizada que ayuda a la fidelización de las personas con sus marcas. En un mundo donde la responsabilidad social corporativa está bajo el foco social, es más necesario que nunca integrar prácticas éticas y sostenibles en el desarrollo y operación de los centros comerciales. Y mostrar un compromiso comunitario fomentando el #emprendimiento local e involucrando a la #comunidad local en el proceso de diseño y la operación del centro comercial.


Los centros comerciales desempeñan un papel multifacético en la sociedad contemporánea, que va más allá de ser simplemente lugares de compras. Su importancia económica, social y cultural los convierte en elementos clave del tejido urbano y en espacios de interacción y experiencias para las comunidades locales y los visitantes. Parece que el futuro de los centros comerciales es la resurrección de la #calle comercial.




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page